Premisas y objetivos generales

La pandemia mundial de la COVID-19 ha suscitado una serie de efectos de alcance impredecible en numerosos ámbitos de la vida. La ruptura abrupta de muchas de las lógicas que se consideraban “naturales” previas a la crisis -en ámbitos muy distintos, desde el económico-productivo al político y al cultural- ha comportado la aparición (o el fortalecimiento) de nuevas dinámicas y a la vez el surgimiento de nuevos imaginarios. En este sentido, con su imprevisible aparición, el virus ha actuado y sigue actuando como agente catalizador de una serie de transformaciones sistémicas cuyos efectos -profundamente entrelazados entre sí- aún necesitan ser cuantificados y evaluados de forma adecuada.

En general, la pandemia ha contribuido a arrojar luz sobre fenómenos ya evidentes antes de su eclosión, entre los que cabe destacar el cambio climático, las desastrosas consecuencias sociales y ambientales del modelo tardocapitalista, el debilitamiento de las redes de cuidado, el surgimiento de nuevos regímenes de verdad, el aumento en la manipulación del lenguaje público, o los nuevos paradigmas de la gobernanza algorítmica. Lo que ha provocado la pandemia sobre estos fenómenos es su descarnamiento, con el efecto de urgencia de cómo re-imaginar y re-diseñar nuestros modos de ser en el mundo. En este sentido, el asunto problemático en el centro de este programa de investigación no es el virus sino el diseño, y sus posibilidades de agencia en relación a las formas específicas de emergencia que caracterizan el mundo contemporáneo.

Uno de los efectos principales de la presente crisis es el miedo. El factor de temor e incertidumbre, tanto sanitaria como socioeconómica, y cuya dimensión es global, impone un absentismo en las formas públicas de participación. Sabemos, a partir de otras crisis pasadas, que los discursos públicos que prevalecen son los que apelan al aplazamiento de los problemas de fondo a la espera de solventar los más acuciantes, reforzando además el relato de la necesidad de una clase técnica que asume las riendas durante una vida social en suspenso. Sin embargo, la COVID-19 ha expuesto una situación insólita en el devenir del capitalismo reciente, su colapso en muchas áreas y dominios, y cuyo alcance debe ser interpretado en una clave que dispare acciones del aquí y el ahora, desplazando el desánimo y la distancia en favor de la implicación de un mayor número de agentes sociales. El confinamiento planetario, la implantación instantánea del teletrabajo, o la dislocación de la logística productiva y del consumo han producido una sensación de parálisis en todos los niveles.

Sin embargo, no en el diseño: Diseñadores y auto-fabricantes textiles, ingenieros de software, diseñadores industriales, grafistas, artistas, pensadores, interioristas, pedagogos, arquitectos o urbanistas han estado desde el inicio explorando, primero, las emergencias que se presentan a fin de dar respuesta o solución, y segundo, las oportunidades de aprovechar el contexto de urgencia para convencer a usuarios, productores y reguladores de que es posible “otra forma de diseñar el mundo”, en la conocida expresión de Victor Papanek. Así pues, el término “diseño” adquiere aquí y hoy una dimensión ontológica que lo proyecta más allá de sus límites disciplinares tradicionales: lo que hay que volver a concebir y articular no son solo espacios y artefactos, sino también nuestras modalidades de interacción social, nuestras formas de “hacer comunidad”, nuestra relación con los ecosistemas que posibilitan la vida, nuestros modelos de desarrollo económico y productivo, nuestros imaginarios políticos. En este sentido la pandemia como krisis y katarsis puede ser oportunidad de cambios y transformaciones en ámbitos muy distintos y a escalas muy diversas. El presente programa tiene antes de todo la intención de constituir un espacio compartido entre investigadores procedentes de un amplio abanico de ámbitos disciplinares -diseño, arquitectura, arte, cultura digital, ingeniería informática, ciencias sociales y humanas, filosofía- con el objetivo de elaborar, primero, una cartografía lo más extensa posible de este entrelazamiento de cuestiones, así como de las dinámicas y de las transformaciones en acto. Este primer diagnóstico cartográfico nos permite un segundo estadio, esto es, elaborar los ejes principales a partir de los cuales articular situadamente la investigación y proyectarla en etapas sucesivas hacia conclusiones y nuevas posibles aperturas.

La presente iniciativa nace entrelazada por grupos y entidades cuyos diversos tejidos son educativos, científicos, profesionales, activistas. Una gran parte de los participantes investigadores están adscritos a la docencia universitaria y en constante actitud proactiva con la innovación pedagógica y creativa, y con la transferencia plural y abierta de los resultados tanto del aprendizaje de grado como los de la investigación de posgrado. La sinergia entre “educación/formación, investigación, sensibilización, e incidencia política y movilización social”, dimensiones que forman una Educación para el Desarrollo, integradora, activa y crítica, según los propios estándares de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, es igualmente central en las comunidades en las que trabajamos. Nuestra perspectiva colectiva no puede ser otra que la necesidad de crear instrumentos que sean capaces de alcanzar competencia pública, esto es, que se ofrezcan como mecanismos colectivos y públicos de debate y diálogo con la intención de incidir en las micro y macropolíticas del diseño en aras a contribuir a una mejora y salubridad de la vida social y de los espacios en común.

El objetivo último que nos proponemos es el de crear un tejido de diálogos y experiencias que favorezcan su movilidad y su transferencia pública. Nuestra intención es contribuir a fomentar una nueva cultura del diseño, entendido en su sentido más amplio como “transformación” del mundo en el que vivimos; estamos convencidos de que la perspectiva de la pandemia -y de lo que le seguirá- podrá brindar una gran oportunidad para seguir avanzando en esta dirección.